De albergue de enfermos a Hospital La Caridad de Barquisimeto

El doctor Antonio María Pineda tuvo la iniciativa de proponer al Gobierno provincial, -sin suerte-, la construcción de un hospital debido a la necesidad imperiosa de atención sanitaria. El edificio se levantó, gracias a las donaciones de la población y fue llamado Hospital La Caridad e inaugurado en 1918.

Antes, en 1912, el galeno escribió en el Boletín Científico: “No debemos desmayar en esta empresa, que nos proporcionará el orgullo y el placer de tener un edificio que será honra, no sólo de Barquisimeto, sino del estado Lara y de la patria.

Esta infraestructura será la primera de esta índole que se realizará en Barquisimeto a esfuerzos individuales, y por esto, debemos terminarlo, cualquiera que sea el sacrificio que tengamos que hacer para que en lo sucesivo podamos llevar a cabo otras obras”.

El doctor Antonio María Pineda nació en Barquisimeto el 27 de septiembre de 1850 y falleció el 5 de octubre de 1941, a la avanzada edad de 91 años. Dirigió el Colegio Federal de Barquisimeto y fue rector del Colegio Nacional de Varones. También fue gran divulgador científico y fundó las revistas Boletín del Hospital de Caridad y el Boletín Científico, donde publicó numerosos trabajos. Fue además miembro de número de la Academia Nacional de Medicina, desde 1934.

Un nuevo hospital para la ciudad

El historiador larense, Carlos Giménez Lizarzado, anota que en 1950, la administración y financiamiento del Hospital de Barquisimeto, es asumido por el Gobierno nacional; la acción es inmediata, pues se inicia la construcción de un edificio moderno y de alta administración técnica como parte de las obras públicas para la celebración del Cuatricentenario de la ciudad a un costo de 35 millones de bolívares, en un espacio de unas diez hectáreas, pero que termina siendo inaugurado por el general Marcos Pérez Jiménez el 16 de noviembre de 1954.

Recalca el investigador que el nuevo centro de salud ofrece los servicios organizados de medicina interna y cirugía, dermatología, cardiología, tisiología, radiología, oftalmología, laboratorios, traumatología y anatomía patológica.

Un dato revelador esgrimido por el historiador Giménez, es que en 1951, el Dr. Humberto Campins, crea el servicio de Investigaciones Científicas como nueva dependencia del Hospital. Este crecimiento institucional explica en parte, lo que va hacer luego de 1955, el movimiento de la sociedad larense en pro de una universidad. En opinión de Ceballos, R. (2008, p. 150) el hospital fue por excelencia la institucionalización del saber médico en sus distintas dimensiones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *