El dolor de un miembro fantasma

Después que una persona ha pasado por el proceso de la pérdida de un miembro de su cuerpo, sea cual sea la causa, psicológicamente sufre choque emocional, la persona sigue teniendo esa sensación del miembro amputado.

La médula espinal y el cerebro pierden la conexión de la extremidad ausente son muchas las maneras que reaccionan a la ausencia del miembro retirado, es impredecible. El resultado, el mensaje básico del cuerpo de que algo no está en orden dentro de sí: el dolor.

amputacion-pierna

A esto se le conoce como Síndrome del miembro fantasma.

El síndrome del miembro fantasma es la percepción de sensaciones de que un miembro amputado todavía está conectado al cuerpo y está funcionando con el resto de este; se solía creer que esto se debía a que el cerebro seguía recibiendo mensajes de los nervios que originalmente llevaban los impulsos desde el miembro perdido.1​ Sin embargo, la explicación más posible hoy en día consiste en que el cerebro sigue teniendo un área dedicada al miembro amputado por lo que el paciente sigue sintiéndolo: ante la ausencia de estímulos de entrada que corrijan el estado del miembro, el área genera por su cuenta las sensaciones que considera coherentes. Esta área sin función tras la amputación puede invadirse por áreas vecinas con lo que utiliza sensaciones de otras partes del cuerpo para disparar las sensaciones del miembro amputado

Fuente: Wikipedia

Una vez que las heridas quirúrgicas sanan, la mayoría de los pacientes todavía experimentan sensación en la extremidad retirada bien sea dedo de la mano. A esa sensación se le llama «dolor fantasma».

amputado-infracondileo

Aunque la mayoría de las veces esta sensación se traduce como dolor, no siempre es así. Es común que los pacientes amputados sientan que si extremidad está presente aunque no la tengan. Estas personas aún son capaces de experimentar hormigueo, ardor o dolor pese a que el miembro se amputó.

Cuidados personales para el paciente con el síndrome del miembro fantasma

En relación a los cuidados que debe tener una persona con el síndrome del miembro fantasma, el sitio web MedlinePlus destaca lo siguiente:

La familia y los amigos pueden ayudar. Hablar con ellos acerca de sus sentimientos puede hacerlo sentirse mejor. También lo pueden ayudar a hacer las tareas de su casa y cuando salga.

Si se siente triste o deprimido, pregúntele a su proveedor de atención médica sobre la posibilidad de consultar a un asesor en salud mental en busca de ayuda con sus sentimientos respecto a la amputación.

Si padece diabetes, mantenga su azúcar en la sangre bien controlada.

Un paciente con circulación deficiente, siga las instrucciones de su proveedor con respecto a la alimentación y los medicamentos. Su proveedor puede darle medicamentos para el dolor.

Puede comer los alimentos normales cuando llegue a casa.

Si usted fumaba antes de su lesión, deje de hacerlo después de su cirugía. Fumar puede afectar el flujo sanguíneo y retardar la curación. Pídale ayuda a su proveedor para dejar de fumar.

miembro-fantasma-neuroclass

Si este es su caso y vive con un familiar con el síndrome del miembro fantasma que está pasando por esta etapa, bríndele su apoyo y fortaleza, poco a poco el paciente irá llevando una vida normal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *